Escriba y presiones enter para buscar

Gran parte de los pacientes de Hogar Salud son personas especialmente vulnerables ante la actual situación de pandemia por parte del COVID-19. Reducir el riesgo de contagio por COVID-19 entre pacientes con un grado de dependencia severo se ha convertido en el principal objetivo para todos.Hogar Salud ha optado por mantener y prestar los servicios sanitarios a domicilio a las personas con alta vulnerabilidad, que no tengan ningún tipo de apoyo familiar y sin ningún tipo de cuidador.

Como empresa especializada en la prestación de servicios sanitarios a domicilio, tenemos un compromiso tanto con nuestros pacientes, como con nuestros profesionales sanitarios.

Por ello hemos implementado una serie de procedimientos y protocolos en nuestra dinámica de trabajo diario, siempre de acuerdo con las recomendaciones de la OMS, del Ministerio de Sanidad y de las distintas administraciones y organizaciones científicas, que han sido publicadas.

Estas medidas implantadas giran en torno a tres objetivos principales

  1. Detectar de forma precoz los síntomas de contagio
  2. Evitar el contagio de nuestros clientes por parte de las personas que acuden a sus domicilios.
  3. Evitar el contagio del personal sanitario.

Para minimizar las probabilidades de contagio y poder cumplir con el objetivo de proteger la salud de profesionales y clientes,manteniendo el servicio tan esencial para nuestros mayores como el que prestamos, con la máxima calidad y protección posible, Hogar Salud está llevando el siguiente plan de contingencia:

  • Todo el personal de oficina de Hogar Salud realiza teletrabajo desde su domicilio para garantizar la continua y correcta actividad de la empresa minimizando el riesgo para ellos y sus familiares.
  • Hemos reforzado los canales de atención al cliente a través del teléfono gratuito 900 897 961 en horario de 9:00 – 21:00 horas de lunes a viernes para que puedan realizar cualquier tipo de consulta relacionada con el COVID-19. Para ello deben solicitar la consulta a través del teléfono 900 897 961 y nuestro soporte de enfermería se pondrán en contacto con ustedes.
  • El cuidado de personas dependientes o personas especialmente vulnerables es una actividad autorizada por el Gobierno, por lo que todos los profesionales sanitarios siguen desarrollando su labor asistencial.
  • Entrega a todos los profesionales de certificado acreditativo individual de desplazamiento por motivos laborales para poder demostrar los servicios que prestan en caso de que las autoridades se lo soliciten.
  • Informamos a todos los profesionales sobre el plan de medidas para preservar el bienestar de todos. Se ha habilitado al personal sanitario de un canal permanente de comunicación con Hogar Salud, a través del cual reciben las últimas recomendaciones en materia de COVID-19, así como la posibilidad de realizar las consultas que estimen oportunas.
  • Los profesionales sanitarios prestarán el servicio asistencial dotados de los medios materiales necesarios para impedir la trasmisión de patógenos, como son batas, guantes, mascarillas, y todo aquel que sea recomendado por los organismos competentes.
  • Vigilancia de los signos y síntomas compatibles con el inicio de la infección por COVID-19 y especial vigilancia de las patologías previas presentes en nuestros clientes.
  • Formación, consejos y recomendaciones a los familiares de nuestros clientes sobre las medidas para evitar el contagio.
  • Posibilidad de realizar cuestionarios de salud en aquellos casos en los que exista sospecha de contagio.
  • Cooperación estrecha con las autoridades competentes, comunicando de forma inmediata a las autoridades sanitarias en caso de sospecha de contagio, cumpliendo estrictamente sus indicaciones y colaborando activamente en la difusión de información correcta.

En caso de una eventual ampliación de la duración del Estado de Alarma, es esencial que todas las personas vulnerables ante el coronavirus estén muy bien atendidas y reciban toda la atención domiciliaria que requieran para cubrir todas sus necesidades.

Recomendaciones para los profesionales sanitarios que prestan sus servicios a personas dependientes a domicilio.

Como ya hemos indicado, el primer objetivo que nos hemos marcado, dentro de la situación actual, es evitar el contagio de nuestros clientes por parte de personas que hayan estado expuestas en el exterior de sus domicilios.

La actual situación de alarma, que evita todo desplazamiento innecesario, facilita mucho la labor de evitar contagios con el exterior por parte de nuestros clientes, no obstante, recordamos que nuestros clientes son personas dependientes, que precisan del cuidado de terceras personas, que en nuestro caso son personal sanitario.

Es por ello por lo que hemos establecido las siguientes recomendaciones:

  • Al entrar en el domicilio, se procederá a la desinfección de la suela del calzado. Para ello se extenderá en el suelo una toalla, paño, o similar, y se impregnará con una dilución de agua y lejía, o el desinfectante que se emplee en el hogar, restregar el calzado contra la toalla.
  • Retirada de la ropa de abrigo, quedando el personal con la vestimenta con la que va a atender al cliente.
  • Lavado de manos con agua y jabón.
  • Colocación de la mascarilla.
  • Colocación de la bata.
  • Colocación de los guantes.

Preparación de la dilución de Lejía

Hay que preparar una dilución de 1:50, esta dilución se prepara de la siguiente forma: coja 20 mililitros de la lejía que tiene en casa (no importa la marca), échelos en una botella de litro y llene con el agua del grifo hasta completar: Cierre y dele la vuelta varias veces. Ya la tiene preparada al 1:50, en cantidad de 1 litro. Moje la bayeta en esta disolución para limpiar y desinfectar las superficies. Limpie a bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía

Vigilancia de los signos de alarma.

La infección por COVID-19, presenta síntomas semejantes a la de muchas enfermedades, son síntomas similares a un catarro o una gripe.

El síntoma que aparece primero es malestar general, suele evolucionar a dolor muscular y dolor de cabeza. Puede aparecer dolor de garganta y tos seca, en la mayoría de los casos aparece fiebre. Estos síntomas se pueden mantener durante más de una semana.  En los casos más graves aparece dificultad respiratoria, el paciente presenta respiración acelerada, al hablar se entrecorta, no tolera estar totalmente tumbado, se cansa ante pequeños esfuerzos.

Ante la aparición de fiebre, tos y sobre todo dificultad respiratoria, se debe contactar con los servicios sanitarios.

Muchos de nuestros clientes son pacientes pluripatológicos, con una o varias enfermedades crónicas. Tenemos que estar especialmente vigilantes con la descompensación de estas patologías previas, principalmente si se trata de

  • Hipertensión.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Inmunodepresión.
  • Patologías respiratorias crónicas como el asma o EPOC.

Es por ello por lo querecomendamos a todo el personal sanitario que en todas las visitas a nuestros clientes tomen realicen la medición de la temperatura corporal.

Recomendaciones para las personas que compartan el domicilio con nuestros clientes

  • Al entrar en el domicilio, se dejará el calzado en la entrada y se colocará calzado de uso doméstico, en caso de tener que continuar con el calzado de la calle, se procederá a la desinfección de la suela del calzado. Para ello se extenderá en el suelo una toalla, paño, o similar, y se impregnará con una dilución de agua y lejía, o el desinfectante que se emplee en el hogar, restregar el calzado contra la toalla.
  • Lavado de manos con agua y jabón
    • Cuando regrese de la calle.
    • Antes de comer.
    • Después de estornudar, toser o sonarse la nariz.
    • Después de usar el baño.
    • Antes de manipular alimentos.
    • Después de tocar o limpiar superficies que puedan estar contaminadas.
    • Después de usar o compartir equipos como el tablero o el ratón de los ordenadores personales.
  • Las superficies de contacto frecuente, como mesas, picaportes de puertas, llaves, grifos, inodoros, etc., esas superficies por donde todos pasamos las manos,deberían ser higienizadas a diario.
  • Para limpiar el hogar no necesitas más que el limpiadorque utilices de forma habitual para cada zona de la casa o para las distintas superficies.
  • Una vez que hayas limpiado, y no antes, ni mucho menos en lugar de limpiar, puedes aplicar un producto desinfectante. Hay varias opciones, pero lo más habitual es utilizar lejía.
  • Los objetos de uso personal como gafas, móviles, se desinfectarán frecuentemente con solución hidro-alcohólica desinfectante.

Si presenta alguno de los síntomas, quédate en casa y llama al teléfono habilitado en tu Comunidad Autónoma. En Andalucía 900 400 061/ 955 545 060.

También se ha habilitado una línea por médicos voluntarios del Colegio de Médicos de Sevilla para información sobre COVID-19. 955 022 207.

Preparación de dilución de lejía

Hay que preparar una dilución de 1:50, esta dilución se prepara de la siguiente forma: coja 20 mililitros de la lejía que tiene en casa (no importa la marca), échelos en una botella de litro y llene con el agua del grifo hasta completar: Cierre y dele la vuelta varias veces. Ya la tiene preparada al 1:50, en cantidad de 1 litro. Moje la bayeta en esta disolución para limpiar y desinfectar las superficies. Limpie a bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía. Esta misma dilución vale para la desinfección de la suela del calzado.

Cuándo utilizar los guantes y cómo retirarlos.

Es esencial el uso de guantes para evitar cualquier forma de contacto que implique la posibilidad de contagio por coronavirus.

El uso de guantes no elimina la necesidad de lavarse las manos, es una medida de seguridad añadida cuando nos encontremos en situaciones en las que existan potenciales posibilidades de contagio. Debemos emplearla fuera del hogar cuando estemos ante la necesidad de entrar en contacto con superficies que puedan estar contaminadas, como puede ser a la hora de realizar las compras.

Tenemos que tener en cuenta que los guantes también se contaminan, por lo que una vez que han cumplido su misión, es necesario retirarlos de forma adecuada, para ello:

  • Hay que coger un pellizco del guante en la palma de la mano para evitar el contacto con la piel, le hincamos un poco el dedo del medio y sacamos el guante por arriba.
  • Con la mano limpia no podemos tocar el guante contaminado.
  • Para sacar el otro guante debemos coger el dedo interior de la mano sin guante y tirar desde la muñeca para darle la vuelta.
  • De esta forma, la parte contaminada queda en el interior del guante mientras nuestra piel permanece limpia.

Es esencial que los guantes se desechen en una basura, no pueden ir al suelo ni a cualquier sitio.

Os recomendamos la visualización del siguiente video para facilitar la comprensión de las indicaciones  https://www.youtube.com/watch?v=pM8SEp5cLo8.

 Cómo y cuándo utilizar las mascarillas

La población general sana no necesita utilizar mascarillas, solo si cuida de alguien con sospecha de infección respiratoria.Las mascarillas ayudan a prevenir la transmisión del virus solo si las llevan quienes están enfermos. Puedes usar mascarilla si toses o estornudas con frecuencia y puedes sospechar que tengas coronavirus.

Los profesionales sanitarios indicarán el uso de mascarillas en aquellas situaciones en las que se considere necesario.

En caso de utilizar mascarillas es esencial usarlas y desecharlas adecuadamente para evitar que sean ineficaces, ya que su uso incorrecto agrava el riesgo de contagio:

  • Las mascarillas deben estar bien puestas, quedando totalmente ajustadas en la cara. Asegúrate de que cubre la boca y la nariz.
  • Ajustar correctamente el clip nasal a la forma de la nariz y las mejillas para conseguir un sellado correcto.
  • Mientras la estés utilizando debes evitar tocarla.
  • Antes de sacar la mascarilla debes quitarte los guantes correctamente y lavarte las manos con agua y jabón.
  • Para desechar la mascarilla debemos cogerla por la parte de atrás sin tocar la parte delantera.
  • No reutilices las mascarillas si has estado en contacto próximo con una persona infectada. Desecha inmediatamente las mascarillas de un solo uso si ya las has usado una vez.
  • Es esencial desechar la mascarilla en un lugar seguro y a continuación lavarnos de nuevo las manos con agua y jabón o con ayuda de un gel hidroalcohólico.

Llámanos gratis