Escriba y presiones enter para buscar

Alzheimer, el devorador de nuestros recuerdos

Actualmente se calcula que existen alrededor de 24 millones de personas en todo el mundo que padecen esta enfermedad degenerativa. En 2040, esta cifra podría incrementarse hasta los 81 millones de personas. No obstante, existe un brote de esperanza para combatirla con ciencia y amor.

1

La gran mayoría de los casos de alzhéimer que se detectan en el mundo se corresponden con personas mayores de 85 años (25%-50% de los casos). El 8% se relaciona con mayores de 65 y entre el 2% y el 3% con menores de 65 años. Independientemente de la edad a la que aparezca, el alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa consistente en el deterioro cognitivo y conductual de quienes lo padecen. Éste puede acarrear una pérdida progresiva de la memoria, así como de otras habilidades y capacidades mentales como consecuencia de la muerte paulatina de las células nerviosas del organismo.

Todos los casos de Alzheimer suponen la pérdida de autonomía del paciente

La duración media aproximada de este trastorno oscila entre los 10 y los 12 años, aunque dependerá de cada caso particular. Aún así, todos los casos de alzhéimer coinciden en que el grado de autonomía del enfermo va desapareciendo hasta convertirse en una persona completamente dependiente.

En la actualidad no existe una cura específica para combatir dicha enfermedad, aunque sí tratamientos capaces de reducir la evolución de la misma y de paliar, en la medida de los posible, sus síntomas. Este verano, se ha dado a conocer el estudio desarrollado por una serie de científicos de la Universidad Emory de Atalanta (Estados Unidos), los cuales han identificado una enzima capaz de impulsar la neurotoxicidad en las enfermedades neurodegenerativas como el párkinson y el alzhéimer. Frente a la enzima AEP, que aporta toxicidad a las proteínas y destruye las células cerebrales, nace un fármaco capaz de absorberla.

Nace un nuevo fármaco capaz de combatir la enzima AEP

Hoy en día los especialistas recomiendan, especialmente a partir de los 60 años, realizarse análisis periódicos de sangre para medir los niveles de azúcar y colesterol, así como desarrollar ejercicios de estimulación cognitiva. Por todo ello, realizar ejercicio físico y mental de forma regular, seguir una dieta equilibrada y llevar una vida social ayudará a combatir al alzhéimer.

Si no se frena rápidamente esta enfermedad, en poco más de veinte años podría llegar a afectar a más de 80 millones de personas, principalmente en las zonas con mayor crecimiento demográfico (India, China y América del Sur).

Pero, ¿cómo saber si una persona sufre alzhéimer? Hay varios factores que denotan la presencia de dicha enfermedad:

  • Pérdidas de memoria que afectan a la vida cotidiana.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas.
  • Complejidad para hablar y encontrar las palabras adecuadas para expresarse. También será más difícil comprender lo que otros están hablando.
  • Dificultad para realizar acciones rutinarias (en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre).
  • Pérdida de iniciativa y de capacidad de relación social.
  • Cambios bruscos de humor y personalidad.
  • Desorientación geográfica y temporal.

2

Desde Hogar Salud, te invitamos a que compartas con nosotros aquel caso de alzhéimer que afecta a tu familiar más cercano. No dudes en contactar con nosotros (TLF: 900 897 961), pues pondremos nuestros mejores servicios y al más eficiente equipo de profesionales a tu disposición.

Mientras tanto, puedes seguir algunos consejos recomendables a la hora de cuidar a una persona que padezca esta enfermedad. ¡Presta mucha atención!

  1. Enfrentarse al diagnóstico con entereza, solicitando ayuda a médicos y especialistas.
  1. Adaptar el método de comunicación a la persona con alzhéimer, empleando un lenguaje más sencillo y permitiéndole tiempo suficiente para responder.
  1. Trabajar con el paciente por desarrollar, en la medida de lo posible, su autonomía a la hora de bañarse, vestirse o comer.
  1. Establecer medidas de seguridad en el hogar del enfermo para evitar males mayores.
  1. Invitarle a la práctica regular y moderada de ejercicio físico y mental.

Deja un Comentario

Llámanos gratis