Escriba y presiones enter para buscar

La salud bucodental en el punto de mira

La pérdida de memoria y de habilidades físicas y psíquicas que acompañan al Alzheimer suelen derivar en el descuido de las relaciones sociales y del cuidado personal. ¿Sabías que las personas que padecen algún tipo de patología bucodental son más propensas a padecer Alzheimer?

Dentist in examination room showing smiling patient a mold of teeth

Cada día nos sorprendemos con nuevos avances, descubrimientos o circunstancias que relacionan a la enfermedad del Alzheimer con otros aspectos de nuestra vida cotidiana. Se calcula que en el mundo existen unos 700 millones de casos de periodontitis avanzada, estimándose en España que 8 de cada 10 personas mayores de 35 años sufre algún tipo de problema relacionado con las encías. A estos datos hay que sumar que en torno al 5% de la población española padece Alzheimer.

8 de cada 10 personas mayores de 35 años sufre problemas de encías

Un estudio reciente presentado por la revista “Alzheimer’s Research & Therapy” señala que las personas que llevan viviendo más de 10 años con algún tipo de enfermedad en las encías poseen un mayor riesgo de padecer Alzheimer. Nuestro organismo funciona como una máquina en la que cada parte actúa como un cable que se interconecta a otra. Es cierto que la falta de higiene bucodental no implica la presencia de Alzheimer, pero bien puede convertirse en el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de esta enfermedad. Dicho esto, el estudio no concluye que la enfermedad de las encías sea un factor de riesgo de Alzheimer, aunque si bien es cierto que en aquellos individuos analizados, los cuales llevaban más de diez años con enfermedad peridontal, el Alzheimer era más común.

Hay que tener en cuenta que conforme avanza el Alzheimer las personas sufren un deterioro cognitivo y motor progresivo, y con ello mayores problemas bucodentales. El paciente con Alzheimer pierde el sentido de la dignidad, la responsabilidad y la conciencia, al olvidar la importancia de cepillarse los dientes varias veces al día. Incluso, muchos no llegan a recordar ni cómo se realiza el cepillado. Problemas como caries, enfermedades periodontales, halitosis, desnutrición, infecciones sistemáticas o problemas cardíacos serán el desenlace ante el descuido de la salud bucodental.

El paciente de Alzheimer tiende a descuidar su salud bucodental

Por todo ello, será obligación tanto de la familia y del cuidador como del odontólogo, realizar un seguimiento riguroso del paciente y trazar un plan de tratamiento relativo a la severidad de la enfermedad. No obstante, en el caso de las personas con Alzheimer, las citas con el dentista deberán ser cortas, ya que éstas no se adaptan bien a los cambios presentes en su día a día. Ante esta situación, ¿qué pautas deberían seguir los cuidadores y familiares de los enfermos con Alzheimer para garantizar su salud bucodental?

2

  1. Controlar la ingesta de medicamentos: Algunos de ellos, como los antidepresivos o los antipsicóticos provocan serios efectos secundarios sobre la salud bucodental, generando disminución de la secreción de saliva o xerostomia. Incluso, algunos fármacos pueden conllevar al síndrome de la “boca seca crónica” (pérdida de saliva en la boca).
  1. Cepillar los dientes, al menos, dos veces al día: Los cepillos de dientes eléctricos se convierten en la mejor opción para los pacientes de Alzheimer, siempre y cuando éstos pudiesen tolerar la sensación de vibración en su boca. Se conseguirá un cepillado rápido y efectivo. Lo mejor será usar un cepillo con cerdas suaves para limpiar las encías y el paladar del paciente con sumo cuidado. Además, el cepillado podrá ir acompañado del uso de hilo dental al menos una vez al día. Se convierten en la mejor alternativa si el paciente tiende a apretar los dientes.
  1. Limpiar la boca y la dentadura postiza tras cada comida: Gran parte de los enfermos de Alzheimer no suelen tragar bien los alimentos, generándose una acumulación de restos de comida en la dentadura. Por todo ello sería conveniente limpiarla periódicamente.
  1. Evitar cambios en los hábitos alimenticios: No será recomendable sustituir las comidas principales por pequeños aperitivos, chupar caramelos o tomar bebidas azucaradas.
  1. Programar visitas al dentista: Si percibimos que el paciente posee dificultades a la hora de masticar, tiene mal aliento o se duele de la boca o la cara, lo mejor será acudir inmediatamente al especialista. No obstante, y aunque no existiesen dolores aparentes, siempre deberemos tener en cuenta una revisión periódica de su salud bucodental.

En Hogar Salud contamos con el mejor equipo de profesionales cualificados y preparados para velar por la salud física, psíquica y bucodental de tu familiar. Sabemos cómo velar por el correcto cumplimiento de los hábitos saludables que no pueden faltar en su rutina. ¡Llámenos ahora al 900897961 y pida su presupuesto sin compromiso!

 

Deja un Comentario

Llámanos gratis